Redirección 301 y SEO: Guía 100% práctica

Redirección 301 y SEO: Guía 100% práctica

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Hey, ¿Qué tal queridos lectores? Habíais estado mucho tiempo sin tener noticias de este blog, pero eso ya se ha acabado. Y volvemos con un post sobre algo tan importante como es la redirección 301 y su relación con el SEO.

En este artículo, que espero que sea el primero de muchos que se publiquen de manera regular, te voy a explicar todo, absolutamente todo, sobre la redirección 301, sus usos y algunos tips interesantes. ¡Vamos a ello!

Índice de contenidos

Todo sobre la Redirección 301

Muchos dueños de páginas web en algún momento han tenido la obligación o necesidad de mover o migrar su sitio web a otra dirección URL diferente y cuando no se toman las medidas necesarias se corre el riesgo de perder todo el tráfico, y para que esto no suceda es necesario aplicar la redirección 301.

Una redirección es una forma de enviar tanto a los usuarios como a los motores de búsqueda a una URL diferente de la que solicitaron originalmente. Las tres redirecciones más utilizadas son 301, 302 y Meta Refresh. Si te encuentras migrando tu web o modificando alguna URL y no quieres perder tu tráfico, en este post te enseñamos todo sobre la redirección 301.

↪ ¿Qué es una redirección 301?

La redirección 301 es cuando de forma permanente los visitantes de una URL y los motores de búsqueda serán enviados a un nuevo sitio web o URL diferente, al que buscaban inicialmente o hicieron “clic” en los resultados del motor de búsqueda (aka SERPs).

Es decir, si intentas acceder a la dirección http;//mipaginaweb.com o a la dirección mipaginaweb.com y en ambos casos te dirige al mismo sitio (mipaginaweb;com) estás ante la presencia de una redirect 301 y el tráfico de la primera página es dirigido a esta última.

🔹 Tipos de redirecciones

Existen varios tipos de redirecciones siendo la redirección 301 y 302 las más empleadas con el fin de indicarle al bot (araña web) de Google que la dirección de una URL ha cambiado de forma permanente o temporal.

Si tenemos claro la función de cada uno podremos realizar un 301 moved permanently o un 302 moved temporal, en caso de que sea necesario emplearlas.

Redirección 302

La redirección 302 hace referencia a un envió de tráfico y motores de búsqueda de forma temporal, algo que lo diferencia de la redirección 301, otro elemento en el cual difieren es que este tipo de desvío no traspasa autoridad (linkjuice) a la nueva dirección, ya que su finalidad es funcionar por un periodo de tiempo limitado y en consecuencia la web original no habrá perdido su fuerza.

Este redireccionamiento es poco usual y puede ser necesario su empleo cuando hay un elemento erróneo en la página o cuando nuestra web ha sufrido algún ataque y se requiere una restauración.

También suele ser muy común el uso en ecommerce cuando un producto se encuentra temporalmente sin stock y se redirige a un producto similar.

Redirección 301

Cuando se emplea el código de redirección 301 el desvío es permanente, y la razón principal para su implementación es la modificación de la URL de una web.

De igual forma se da cuando contamos con una página nueva que dispone de información actualizada respecto al contenido de la web anterior.

Cuando empleamos la 301 a una página que posee buen posicionamiento, una vez que el bot de Google la rastree sabrá que el contenido de esta está obsoleta y sustituirá la vieja URL por la nueva URL a donde se está redireccionando.

Se estima que al hacer redirecciones 301 la nueva URL estaría conservando entre el 90% y 99% de la autoridad que posee la vieja dirección, por lo que el posicionamiento en Google no se ve (o debería) afectado de forma significativa.

🔹 Cómo hacer una redirección 301

Uno de los métodos más sencillos es mediante la redirección 301 en el .htaccess el cual es exclusivo para servidores Apache. Las redirecciones 301 htaccess se realizan por medio de un cliente FTP accediendo a la raíz de la web.

Por lo que se requiere conocer todos los datos de la misma, en caso de no tenerlos deberás solicitarlos al proveedor del hosting.

Cuando accedas a los archivos de tu página debes buscar aquel que tenga la extensión .htaccess ubicado en la raíz del directorio. Generalmente está oculto y, es posible que tengas que activar la opción para poder ver los archivos ocultos.

Usa un editor de texto, como el bloc de notas para modificar el archivo (te recomendaría realizar una copia previa antes de hacer algún cambio).

Para hacer un htaccess redirect 301 a otra URL, la opción mod_rewrite debe estar activa. Por defecto suele estar activa, de lo contrario deberás pedir al proveedor del hosting que lo active.

redireccion 301 htaccess

Redireccionar una página antigua a una nueva página

El código más empleado para redireccionar una URL antigua a una nueva a través del archivo .htaccess es:

    • Redirect 301 /antigua-pagina/ http://dominio.com/nueva-pagina/

Redirigir un dominio antiguo a un nuevo dominio

Ejemplo htaccess redirección – Mover un dominio competo a Home del nuevo

    • RedirectMatch 301 ^(.*)$ https://www.nuevodominio.com/

Ejemplo htaccess redirect 301 – redirigir al sub dominio www:

    • RewriteEngine on

      RewriteCond %{HTTP_HOST} *!^www*.dominio.org [NC]

      RewriteRule (.*) http://www.newdominio.org/$1 [L,R=301]

Redireccionar todo el dominio de no-www a www (y viceversa)

Para redirecciones www a sin www htaccess en el servidor Apache debes acceder al administrador de archivos en el cPanel, una vez dentro entra a público_html y busca el archivo con la extensión .htaccess, de no existir uno tendrás que crearlo seleccionando la opción “+ Archivo”.

Escribe el siguiente código:

RewriteCond% {HTTP_HOST} ^ www.tudominio.com [NC]

RewriteRule ^ (. *) $ Http://tudominio.com/$1 [L, R = 301]

Para redirecciones htaccess en el servidor Apache de no www a www, deberás repetir los pasos mencionados con anterioridad, pero en este caso insertar el siguiente código en el archivo .htaccess:

RewriteCond% {HTTP_HOST} ^ tudominio.com [NC] RewriteRule ^ (. *) $ Http://www.tudominio.com/$1 [L, R = 301]

En caso de que ya tengas un archivo .htaccess previo con la línea “RewriteEngine On” escrita sólo deberás escribir el código debajo de esa línea. Otro aspecto a tener en cuenta es que si tienes el certificado SSL en el dominio deberás remplazar HTTP por HTTPS en el código.

Redireccionar el dominio entero de HTTP a HTTPS

Accede al archivo raíz de tu web y después al archivo con la extensión .htaccess, edita el código escribiendo las siguientes líneas:

RewriteEngine On

RewriteCond %{HTTP_HOST} ^midominio\.com [NC]

RewriteCond %{SERVER_PORT} 80

RewriteRule ^(.*)$ https://www.midominio.com/$1 [R,L]

Redirigir el dominio entero de no-www a www y HTTP a HTTPS

RewriteEngine On

RewriteCond %{HTTPS} off [OR]

RewriteCond %{HTTP_HOST} ^www\. [NC]

RewriteRule ^ https://midominio.com%{REQUEST_URI} [L,NE,R=301]

¿Cómo afectan las redirecciones 301 al SEO?

Cuando realizamos una redirección 301 el posicionamiento de alguna u otra manera se ve afectado, dependiendo del nivel de éxito que haya obtenido al realizar este proceso.

Ya sea manteniendo la fuerza, autoridad o linkjuice o perdiendo la misma. El redireccionamiento es muy importante ya que de él depende el mantener el posicionamiento de tu web en los resultados de búsqueda.

🔹 ¿Se pierde fuerza o «link juice» en una redirección?

Se ha demostrado que tras realizar la una redirección 301 o redirect 301 es posible transferir hasta un 90% de la fuerza, autoridad o linkjuice que contenía la URL vieja, permitiendo así que no hayan “fugas” de la misma o que se pierdan backlinks “creados” o ganados. Por ello se considera una mejor opción en comparación con la redirección 302, donde sin duda no se transmite la fuerza.

Casos en los que se pierde fuerza

Es bien sabido el riesgo que existe de perder Link juice al realizar una redirección 301. Casi siempre la razón de esta pérdida es debido a la temática de ambos dominios.

Esto les sonará a algunos “Black haters” ya que en época anteriores una práctica que funcionaba muy bien pero que Google ha ido deteniendo son las redirecciones 301 de dominios (a menudo cientos) con mucha autoridad a otros dominios que nada tienen que ver en cuanto a temática con el dominio A.

Cuando estos guardan poca o ninguna relación, Google tendrá en cuenta estas acciones como un “intento” de engañarle.

Lo mismo ocurre con aquellas páginas que tienen la misma temática, pero, sin embargo, el dominio nuevo no cuenta con buena autoridad o ha sido penalizado. Sin duda alguna se notará la pérdida de linkjuice.

Casos en los que NO se pierde fuerza

Por lo general las redirecciones mantienen el pagerank de la web anterior cuando ambos sitios web guardan relación respecto a la temática y a su vez la nueva URL cuenta con buena autoridad y está bajo los estándares de Google.

Siendo así, esta será considerada de forma positiva por los motores de búsqueda haciendo evidente la fuerza de ambos sitios reflejados en la nueva web.

Tiempo en el que se traspasa la fuerza

Normalmente, transcurrida cerca de una semana después de haber realizado la 301 redirect o redirección 301, se harán evidentes ciertos cambios donde notarás que cada vez sea más notoria la fuerza que genera la 301 moved permanently.

No obstante, solo después de los tres meses podrás apreciar los mayores cambios y por ende el traspaso total de la fuerza.

⚠ Cómo solucionar problemas de redirecciones 301 existentes en tu web

Existe una serie de problemas que pueden presentarse en tu sitio una vez realizada una redirección 301. Para solventar cualquier inconveniente es importante que lleves a cabo las siguientes verificaciones:

1. Asegúrate de que la versión HTTP de tu sitio redirecciones a la HTTPS.

Para garantizar una navegación segura Google es cada vez menos permisivo con las webs que no emplean HTTPS para mostrar que las páginas cuentan con un certificado SSL. Este requisito no es obligatorio, pero si imprescindible, además es gratuito. Por ello es necesario garantizar que los usuarios ingresen a la versión HTTPS y para ello es necesaria una redirección de HTTP a HTTPS.

Para verificar que este proceso se lleva a cabo correctamente verifica que en la barra de direcciones tu sitio este de la siguiente forma https://[www].tupaginaweb.com/, adicionalmente debe estar acompañado del candado verde.

Ahora coge la URL y utiliza el protocolo HTTP de la siguiente forma http://[www].tusitioweb.com/. Al presionar “enter” deberás ser redireccionado de forma automática a la versión de HTTPS. De lo contrario, deberás implementar esta redirección y verificar que cada subdominio cumpla con esta característica.

2. Elimina las páginas con códigos de estado 301 de tu sitemap.

Para rastrear e indexar una página, Google hace uso de los mapas de sitio. Si tu sitemap está lleno de páginas con códigos de estado 301, Google malgastará recursos (el famoso crawl budget del que hablaremos otro día) visitando estas URLs cada vez que rastree tu sitio web, por ello deberás eliminarlas.

Para lograrlo deberás tener a mano la dirección de tu sitemap. Generalmente es tupaginaweb.com/sitemap_index.xml, tanto si usas Yoast SEO como Rank Math.

Puedes hacerlo de dos maneras. O bien utilizas Screaming Frog para que te saque todas las URLs con códigos de estado 301, o por otro lado, usas un “URL extractor” y un verificador de códigos de estado HTTP para que te devuelva las redirecciones 301 de tu web. Así, sabrás cuales debes eliminar del sitemap.

3. Arregla cadenas de redirección.

Se le llama cadena de direcciones cuando entre la URL antigua y la nueva hay un conjunto de redirecciones adicionales. Aunque el bot de Google y demás navegadores pueden seguirlas lo ideal es que se envíe directamente a la URL final. O de lo contrario que esta no alcance las 3 cadenas.

4. Repara los bucles de redirección (redirect loops).

Los bucles de redireccionamiento se presentan cuando en una cadena de redirección una URL es enviada a otra y a su vez esta es dirigida nuevamente a la URL anterior, creando así un ciclo infinito. Esto daña por completo la experiencia del visitante.

Usando un verificador de código de estado HTTP puedes buscar este error donde se aprecia el exceso de redirecciones.

5. Repara redirecciones rotas.

Cuando al acceder a una página recibes como respuesta los códigos 4XX o 5XX es porque la página de la redirección está eliminada o es inaccesible. Como resultado ni los visitantes, ni los motores de búsqueda tendrán acceso al sitio web y finalmente será abandonada la web.

Para verificar la existencia de estos errores puedes usar Screaming Frog, Deep Crawl o cualquier otra “crawler tool” para analizar tu web en busca de estos errores.

6. Redirige páginas 404.

Como ya se mencionó, este error acaba con cualquier página web. Es por ello que, si algunos enlaces internos de tu web dan error o tienes algunos enlaces entrantes que acaban en un 404 la experiencia del usuario desmejora, por ello tienes las siguientes opciones:

  • Crear la página que da 404 en la URL correspondiente.
  • Hacer una redirección 301 desde el enlace roto a otra página relevante
  • Eliminar de tu web los enlaces internos que llevan a la página con 404 o en su defecto remplazarlos.

7. Reemplaza las redirecciones 302 y las redirecciones meta refresh con 301s.

Las redirecciones 302 son temporales, es por ello por lo que no deben usarse de forma permanente. En cambio, te recomendaría o no usar meta refresh o cambiarlo y solo emplear redirecciones 301.

8. Busca páginas redireccionadas (301) que reciben tráfico orgánico.

Es posible que las páginas con código HTTP aun estén recibiendo tráfico orgánico, esto puede deberse a que Google aún no las ha rastreado. Para saber si esto está ocurriendo deberás analizar tu lista de URLs 301 y verificar el tráfico orgánico de las mismas.

Emplea herramientas como Google Analytics o Google Search Console, si el tráfico aún se mantiene en estas páginas por realizarse la redirección 301 muy recientemente es probable que en el próximo rastreo se solvente el error.

Pero si quieres solucionarlo con mayor rapidez puedes solicitar la indexación, cogiendo la URL y pasándola por Google Search Console para “forzar” ese rastreo e indexación.

De igual forma, estas páginas deberán ser enviadas por medio de Google Search Console siempre que las hayas eliminado previamente del sitemap.

9. Busca 301 externos “malos”.

Es muy común, especialmente como acción de seo negativo, ver que dominios de otras personas ajenas a tí redirigen dominios tóxicos a tu web.

Sin embargo, cuando estos sitios expiran pueden ser adquiridos por un “cazador” de dominios expirados el cual se encarga de eliminar esta 301 y redirigir los enlaces a donde quiera.

Por ello es necesario supervisar de forma regular las redirecciones externas y asegurar que no se encuentran enlazados a sitios que pueden ser particularmente peligrosos para tus visitantes.

🚀Cómo usar las redirecciones 301 para aumentar tu tráfico orgánico

Las redirecciones 301 al igual que otras muchas acciones en SEO, pueden servir para dar un “punch” o un buen “subidón” al tráfico orgánico o web de tu dominio.

Para conseguirlo te recomiendo cualquiera de estas dos opciones.

Opción nº 1.

Esta opción consiste en combinar dos URLs o dos dominios que están temáticamente relacionados. Ambos pueden contar con un rendimiento aceptable, y al fusionar estos dos sitios seguramente haga que el tráfico sea mayor a la suma de los dos por separado.

Esto se debe a que al redirigir un sitio a otro es posible fusionar la autoridad de ambas en una sola página. No obstante debes asegurarte que los contenidos estén relacionados ya que Google puede tomarlo como un 404 leve. Para llevar a cabo este método debes:

Paso 1. Busca problemas de canibalización de palabras clave (con backlinks)

La canibalización de palabras clave especialmente cuando existen backlinks, puede arruinar por completo tu oportunidad de posicionar. Cuando tienes una o más página que se redirigen a tu sitio web y ambas destacan con las mismas palabras claves, Google no sabe cuál de las URL es más importante y como consecuencia opta por no posicionar ninguna de las dos o “limitar” su posicionamiento.

Es por ello que, debes detectar si existe este tipo de errores en tu web. Además, lograr que dos páginas con contenido similar destaquen con palabras claves diferentes, al fusionarlas aumenta las probabilidades de obtener mejores resultados.

Paso 2. Encuentra oportunidades relevantes

Si cuentas con dos páginas bien posicionadas para una palabra clave importante, con temáticas similares  y con backlinks de dominios de autoridad, puedes obtener el doble de tráfico orgánico o más al funcionar los dos contenidos en uno y consolidarse en una mejor posición.

Paso 3. Reescribe y combina las páginas.

Llegó el momento de encontrar lo mejor de cada página y crear un solo contenido optimizado, busca los elementos más relevantes en cada página y reescribe.

Intenta mejorar la experiencia de usuario, atacar mejor la intención (search intent) y proporcionar información que sea más relevante y útil.

Recuerda que debes garantizar que el contenido sea relevante o corres el riesgo de que la nueva página sea tomada como un “soft 404” por Google.

Paso 4. Publica tu página renovada e implementa la(s) redirección(es) 301

Ahora te corresponde subir tu publicación con contenido renovado.

De darse el caso en que una de las URL antiguas coincida con la nueva publicación no será necesario hacer la redirección 301.

En su defecto, de no ser así, puedes eliminar la página y agregar una redirección 301 a la nueva publicación.

Opción nº 2.

Esta opción que te voy a presentar la descubrió (por así decirlo) el gran Brian Dean, seguro que te sonará por ser el autor y webmaster de Backlinko.

Con esta técnica él aseguró haber generado un aumento de más del 100% del tráfico orgánico. Esta consiste en comprar o adquirir otro portal, web o blog que esté enfocado a tu mismo sector, temática o nicho.

El “secreto” está en combinar los contenidos del dominio comprado (B) con el dominio propio (A) y redirigirlo a este último. Aunque suene fácil requiere esfuerzo y para llevarlo a cabo deberás seguir los siguientes pasos:

1. Reubica y redirecciona contenido

Si el contenido del dominio B tiene buen tráfico orgánico, su temática influye de forma positiva en tu negocio, blog o web y el contenido del mismo es de buena calidad, sin duda alguna es momento de reubicar este contenido en tu propio dominio (A) y hacer una redirección 301.

Cabe destacar que, si el contenido no es de muy buena calidad, podrás solventar este problema actualizando o reescribiendo la información antes de hacer la reubicación y el redireccionamiento.

2. Elimina y redirige a una página diferente

Si tienes una URL con poco potencial para generar tráfico orgánico, el contenido es igual o similar a temas que ya tienes no vale la pena mantenerla y realizar una fusión ya que podrías caer en canibalización de palabras claves.

Por lo que es recomendable eliminarlas y realizar una redirección a otra página con mayor potencial para obtener tráfico orgánico.

3. Elimina y redirecciona a tu página de inicio

Si ya no queda más nada que hacer, pero se trata de un dominio con bastante autoridad, como último recurso podrías redirigir las URLs a tu página de inicio.

Ya sabemos que Google toma las redirecciones 301 con contenido irrelevante como un código “soft 404”, sin embargo, si no realizas las redirecciones igualmente serán tomadas como 404 por lo que es mejor hacer una redirección.

Conclusiones finales sobre las 301

El SEO es sumamente importante si queremos que nuestro dominio alcance una buena visibilidad y las redirecciones 301 pueden ser un gran aliado si se usan de forma estratégica.

Como resultado se puede obtener un aumento significativo del tráfico orgánico, por ello es importante estar atento a cualquier problema que pueda presentarse ante una redirección 301 ya que puede limitar tus esfuerzos para obtener un buen posicionamiento.

¿Cuál es o ha sido tu experiencia con las redirecciones 301? Te leo en la zona de comentarios 👇😉

¿Qué te ha parecido este post?
5/5
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Salva Igualada
Salva Igualada

Soy Salva Igualada, ayudo a emprendedores y PYMES a obtener más visibilidad en el entorno digital gracias al SEO y al Marketing Online. En lo personal, me encanta el "bodybuilding" y pasar el tiempo libre con mi novia, mi familia y mis 2 perros (balú y reyes).

Al realizar un comentario en este blog aceptas su Política de Privacidad Responsable: Salvador Igualada Pedreño Finalidad: Moderar los comentarios Legitimación: Tu consentimiento Destinatarios: Tus datos los guardará GetResponse, mi proveedor de email marketing (acogido al acuerdo de seguridad EU-US Privacy) Derechos: Tendrás derecho a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.