Cómo posicionar mi web en los primeros lugares de Google

Cómo posicionar mi web en los primeros lugares de Google

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Bienvenidos a otro nuevo post [email protected] lectores. Hace tiempo que tengo “abandonado” el blog, pero hoy os traigo unos tips para aquellos neófitos y gente interesada que suele preguntarse “¿Cómo posicionar mi web en Google?”.

Empecemos con datos.

La mayoría de la gente o quienes usan buscadores confía en Google. ¿Cuántas veces has oído a alguien decir: “Sólo búscalo en Google”? La gente hace más de 3,5 mil millones de búsquedas cada día en Google. Pero aún más interesante es que el 75% de ellos no avanza más allá de la primera página de los resultados de búsqueda:

La primera página de los resultados de búsqueda de Google es como “la gallina de los huevos de oro” de todos los SEOs, Webmasters y de cualquiera que tenga una web. Y esto, es ni más ni menos que debido al aumento exponencial en los beneficios que puede ofrecer un “site” que se encuentre en primera página de los buscadores.

Es evidente que la tasa de clics (CTR) sufre un descenso drástico más allá de los tres primeros resultados de búsqueda. Es por esto que los SEOs se esfuerzan constantemente para conseguir posicionar una web en primera página de Google.

Un ranking más alto en las SERPs ayuda al público objetivo a descubrir tu sitio web. Pero ¿por qué es tan importante que un sitio web esté presente en la primera página de Google?

Vamos a averiguarlo.

Índice de contenidos

Ranking en google: ¿Por qué necesita toda tu atención?

Cómo se suele decir: “El mejor lugar para esconder un cadáver es la segunda página de Google.” 🤣

Esta frase, aunque te puedas reír de primeras, puede ser la ruina en muchos negocios online. Atiende básicamente a que cuando alguien busca cualquier información, se centrará principalmente en la primera página de las SERPs de Google.

Consecuentemente, es menos probable que haga clic en la segunda o tercera página para encontrar información relevante.

De hecho, un estudio CTR realizado por “Advanced Web Ranking” reveló que los tres primeros resultados de búsqueda obtienen el 55% de todos los clics (Cómo se muestra en la imagen).

Esto muestra claramente lo importante que es para tu web tener el mayor ranking posible en los motores de búsqueda. Es crucial para aumentar el conocimiento de marca y atraer más tráfico orgánico.

En los tiempos que corren, es crucial para todas las empresas, grandes o pequeñas, tener una fuerte presencia digital. El desarrollo de un producto o servicio único ya no es suficiente.

El sitio web de tu empresa es una herramienta de marketing crucial que puede utilizarse para transmitir información eficaz sobre tu marca. Puedes utilizarlo para atraer a clientes potenciales y convertirlos en fieles defensores de la marca (lo que en publicidad se le llama, evangelizar).

Sin embargo, el diseño web de tu página no sirve para nada a menos que reciba un tráfico sustancial.

Una fuerte presencia en la primera página de Google asegura que tu web sea visible para tu público objetivo. Si tiene una posición alta en las SERPs, es más probable que los usuarios hagan clic en tu resultado.

Dado que están buscando activamente información relacionada con tu marca, producto o servicio, es más probable que se conviertan en clientes.

Un ranking alto en la primera página de Google también indica que el motor de búsqueda percibe tu dominio como una fuente de información fiable y de calidad. Actúa como un sello de aprobación y refuerza la credibilidad de tu marca.

Primera página de Google: ¿Cómo llegar a ella?

Para “colocar” tu web en la primera página de Google puedes optar por dos maneras diferentes:

  • Optimización para los Motores de Búsqueda (SEO) – Se refiere a estrategias que apuntan a aumentar el posicionamiento de tu dominio en los motores de búsqueda de una manera orgánica.
  • Publicidad de Pago por Clic (PPC) – A menudo conocido como SEM, con este enfoque, pagas a los motores de búsqueda a través de un sistema de puja, por una posición prominente en las SERPs.

Las campañas de PPC son extremadamente efectivas, aunque sumamente caras, para aumentar el tráfico de un sitio web en un corto periodo de tiempo. Sin embargo, estos anuncios son percibidos a menudo como de menos confianza por los usuarios.

Por lo tanto, si te gustaría que tu web estuviera en la primera página de Google, el posicionamiento SEO es un enfoque más eficaz con beneficios a largo plazo.

Antes de profundizar en el SEO, primero tratemos de entender cómo operan los motores de búsqueda como Google.

En pocas palabras, Google utiliza arañas o rastreadores web para buscar en Internet y encontrar nuevas páginas web. Estas páginas web se almacenan en bases de datos llamadas índices.

Cuando un usuario introduce una consulta de búsqueda (query), Google busca en estos índices las páginas web más relevantes. Google ha introducido varias actualizaciones de sus algoritmos como Hummingbird y RankBrain para que sus resultados de búsqueda sean cada vez más relevantes.

¿Cómo funciona el posicionamiento Web o SEO?

El SEO es un conjunto de técnicas y herramientas que se centran en dirigir el tráfico orgánico a hacia tu sitio web desde los motores de búsqueda. El objetivo principal es llevar tu web a la parte superior de la primera página de Google haciéndolo perdurable en el tiempo.

Por ende, tu dominio verá aumentada su visibilidad, al igual que la de tu marca, y atraerás a más clientes potenciales.

El contenido de calidad se suele decir que es el “rey” o que es el corazón del SEO. Los motores de búsqueda tienen preferencia por los sitios web que ofrecen contenido valioso. Cuando publicas regularmente contenido significativo y relevante en tu blog, los robots de los motores de búsqueda tu dominio como relevante en el sector, atendiendo al principio del “freshness”.

Además, el contenido de calidad también te ayuda a captar la atención de tu público objetivo y a ganarte su confianza. Lo que los hará más propensos a volver a tu sitio en busca de contenido valioso y relevante.

Como resultado, el SEO es una manera efectiva de aumentar el compromiso de la audiencia y la lealtad de los clientes.

Los usuarios que acceden a tu página web a través de los buscadores buscan términos relacionados con tu marca, productos o servicios. Por lo tanto, es más probable que estos usuarios se conviertan en clientes.

Debido a esto, el SEO a menudo ofrece un mejor retorno de la inversión que los métodos tradicionales de publicidad, tales como anuncios de radio, “spots” de televisión, etc.

Además, a diferencia de las campañas PPC, el SEO no requiere que tengas que pagar a los motores de búsqueda por una posición mejor en las SERPs. Así, el tráfico orgánico que llega a tu dominio desde los motores de búsqueda es “esencialmente gratuito”.

Lo más ventajoso de ello, es la dificultad que supone para tus competidores superarte en rankings, siempre y cuando sepas cómo mantener tu posición en los motores de búsqueda.

Es evidente que el SEO es una forma muy rentable de alcanzar una posición de liderazgo en la primera página de Google. Sin embargo, es importante entender que se trata de un proceso continuo y que lleva tiempo obtener resultados notables.

Ahora echemos un vistazo a algunas estrategias que te permitirán obtener un ranking alto en los motores de búsqueda.

Comprobar la indexación

La indexación es el proceso utilizado por Google para identificar nuevas páginas web y almacenarlas en diferentes bases de datos (conocidas como índices). Es de vital importancia que controles la indexación de tu web y ver que muestra Google en sus resultados.

Por lo tanto, el primer paso es comprobar si tu sitio web ha sido indexado por Google. De lo contrario, nunca será mostrado en ninguna SERP de ninguna búsqueda.

La forma más sencilla de hacerlo es introducir la siguiente consulta de búsqueda en Google: site:. En este otro post, tienes una buena lista de footprints de Google y sus usos en el SEO.

Si la consulta devuelve un listado de las URLs de tu web, indica que su sitio ha sido indexado por Google. Esto significa que, si tu dominio tiene contenido significativo y de calidad, entonces Google podría incluirlo en las consultas de búsquedas relevantes.

Sin embargo, no te preocupes si el contenido de tu web aún no está en los índices de Google. Puedes enviarlo con la herramienta Google Search Console. Google normalmente tarda “nada y menos” en visitar tu sitio web e indexar todas las páginas.

Enfoca tu estrategia en las palabras clave correctas

El siguiente paso es identificar las palabras clave que pretendes clasificar. Las palabras clave son términos y frases que tu público objetivo probablemente buscará.

Toda tu estrategia SEO dependerá de la relevancia de las palabras clave sobre tu marca y tus productos o servicios.

Identifica tus keywords

SEMrush o Ahrefs son grandes herramientas para encontrar las palabras clave más populares en tu sector. También puedes utilizar el planificador de palabras clave de Google para obtener sugerencias de palabras clave adecuadas, o incluso las palabras sugeridas (Google Suggest).

Para encontrar las palabras clave correctas, es importante tener una clara comprensión y entender a tu público objetivo, sus necesidades y preferencias, así como, su forma de pensar, actuar y comprar.

También es una buena idea echar un vistazo al tipo de palabras clave que tus competidores están usando en su estrategia. Es probable que estas palabras clave también sean relevantes para tus productos o servicios.

Identifica a tus principales competidores e introduce las URL de sus sitios web en una herramienta de búsqueda de palabras clave. Otra opción es llevar a cabo un análisis profundo de tus competidores; que palabras clave utilizan, como estructuran la arquitectura web, los enlaces que utilizan, etc.

Al buscar las palabras clave correctas, no es necesario que te limites a las herramientas de investigación de palabras clave. También puedes visitar foros de discusión como Quora y Reddit e introducir consultas de búsqueda relacionadas con tu negocio o sector.

A continuación, profundiza en los temas más populares para comprender qué tipo de información está buscando tu público objetivo.

También se recomienda tener en cuenta las consultas de búsqueda por voz. Suelen ser términos más largos y de naturaleza más conversacional. También incluyen consultas de búsqueda localizadas o “cerca de mí”.

Con más de 33 millones de dispositivos con asistentes virtuales en circulación, este es un aspecto que no deberías de ignorar.

Analiza las SERPs de tus palabras clave

La investigación de palabras clave o “keyword research” no se trata sólo de utilizar una herramienta o un foro para identificar las palabras clave más adecuadas. Necesitas escoger las que realmente valgan la pena. En otras palabras, debes analizar y validar tus palabras clave. Luego decide si quieres o no “rankear” para ellas.

Una forma fácil de hacerlo es instalar la barra de herramientas de Moz (MozBar) en tu navegador. Elije cualquiera de las palabras claves relevantes de tu sector, y ejecuta una búsqueda en Google.

Una vez hecho este paso, comprueba las métricas en cuanto a autoridad de dominio (DA), así como de la cantidad de enlaces de los primeros resultados de búsqueda con la barra de herramientas de Moz.

Si encuentras que la mayoría de los sitios web tienen un DA o DR mayor de 30, significa que la palabra clave podría tener una competencia bastante alta.

Apuntar a una palabra clave no competitiva hace que sea relativamente más fácil conseguir una posición más alta en las SERPs y quizás posicionar tu web en primera página de Google.

También deberás saber que, si su sitio web es nuevo, puede ser extremadamente difícil de superar a un sitio web con autoridad muy alta. Te recomendaría que evites utilizar palabras clave con mucha competencia y te centraras en palabras clave long tail.

Sin embargo, puedes utilizarlas para campañas PPC.

Elabora una buena estrategia de marketing de contenidos

La calidad del contenido de tu sitio tiene un gran impacto en tu posicionamiento en los motores de búsqueda.

Por lo tanto, publicar contenido de calidad debe ser una de tus principales prioridades. Al mismo tiempo, debes asegurarte de que tu contenido satisface la necesidad y la intención de búsqueda (search intent).

Una vez que hayas identificado tus palabras clave objetivo, es hora de crear y publicar contenido de valor enfocándote en esas “querys”. El contenido rico en palabras clave (sin llegar a “keyword stuffing” es a menudo percibido por los motores de búsqueda como más relevante y significativo.

Por lo tanto, debes usar estas palabras clave en tu contenido de una manera natural.

Vale la pena señalar que sobre optimizar tu contenido con palabras clave te puede hacer más daño que bien. Hubo un tiempo en que los redactores SEO y los webmasters se salían con la suya con tales prácticas más propias de “Black Hat”. Sin embargo, la introducción de la actualización Google Panda hizo que esta práctica se dejara atrás.

El objetivo de la introducción de Google Panda en el algoritmo era premiar a los sitios de calidad y penalizar a los de baja calidad o con “thin content”.

Por lo tanto, hacer uso de estas técnicas “Black Hat” como “scrapear” contenido, la duplicación, etc. significa poner en riesgo tu dominio. Aumenta tus posibilidades de ser penalizado e incluso “banneado” de los resultados de búsqueda de Google.

El blog es tu aliado

Una buena opción es crear una página de preguntas frecuentes o un blog que responda a las preguntas más frecuentes que tu público objetivo pueda hacerse.

Es crucial tener un profundo conocimiento de los problemas y preocupaciones de tus clientes potenciales. Para ello, publicar contenido relevante y de valor que responda a estas preocupaciones puede ayudarle en su decisión de compra.

Además de enriquecer tu contenido con palabras clave, también debes asegurarte de que esté bien estructurado. Utiliza titulares (H1) y subtítulos (H2, H3…) interesantes para mantener la atención de tu audiencia.

Esto ayudará a mejorar el tiempo de permanencia de tu sitio y la tasa de rebote que, a su vez, tiene un impacto positivo en los rankings de los motores de búsqueda.

También es una buena idea actualizar el contenido existente para evitar que quede “anticuado”. Una buena estrategia sería publicar contenido “evergreen” de forma regular para asegurarte de que tu contenido sigue siendo relevante con el paso del tiempo.

Construye un buen perfil de enlaces

Uno de los factores más importantes, (si no el que más) que influyen en la clasificación de un sitio web en los motores de búsqueda es la fuerza de su perfil de enlaces entrantes, también llamado backlinks.

Cuando un buen número de webs con autoridad y relevancia en tu sector enlazan a tu sitio web, actúa como un distintivo de calidad a ojos de Google. Los motores de búsqueda perciben esto como una buena señal y, posiblemente, te recompense con una clasificación más alta.

Según las “guidelines” o directrices de Google, la clave es publicar contenido de tanta calidad para que de forma totalmente “natural” conseguir que otras webs relevantes te enlacen. Esto, en la gran mayoría de casos es una utopía.

Por lo tanto, mi recomendación más sincera y absoluta es que adoptes una actitud “proactiva” para la consecución de “backlinks”. Dicho en otras palabras, tienes que forzar el que lleguen enlaces a tu web.

Estrategias como la publicación de invitados también pueden ayudarte a obtener backlinks gratis y de gran autoridad. Otra opción más sencilla, siempre y cuando tu presupuesto lo permita, es la compra de enlaces en plataformas como Publisuites, PrensaSEO, Unancor o Prensalink.

No descuides las “señales sociales”

Una fuerte presencia en los medios sociales puede no tener un impacto directo en tu posicionamiento en los motores de búsqueda, o sí, en mi opinión ayudan bastante.

Sin embargo, ello no debería impedirte compartir tu contenido en diferentes plataformas de redes sociales. Si tu contenido aporta valor y es del agrado de tu audiencia, ellos lo compartirán aún más.

Además de dar mayor visibilidad a tu contenido, esto te ayudará a ganar enlaces por parte de webs en las que se hable de tu marca, producto o servicio. Si tu contenido se vuelve viral, tendrá un impacto positivo en tu perfil de enlaces entrantes. Esto, a su vez, te acercará a la primera posición en la primera página de Google.

Asimismo, puedes colaborar con personas influyentes de tu sector para promocionar tu contenido. Debido a su alcance masivo, las personas influyentes pueden aumentar exponencialmente su visibilidad y audiencia. Además, pueden ayudarte a crear contenido atractivo y centrado en el usuario.

Céntrate en una buena experiencia de usuario (UX)

Publicar contenido de calidad no te será de mucha utilidad si tu web tarda demasiado en cargarse o es difícil de navegar. Los motores de búsqueda como Google quieren ofrecer la mejor experiencia de búsqueda para sus usuarios. Por lo tanto, además de contenido de calidad, también prefieren sitios web bien diseñados.

Tu objetivo debería ser desarrollar un sitio fácil de usar que se cargue considerablemente rápido en diferentes dispositivos. Tus usuarios no deberían tener problemas para navegar de una página web a otra. Esto asegura que los usuarios pasen más tiempo en tu dominio, mejorando así su tasa de rebote y tiempo de permanencia.

Además, también debes asegurarte de que sea responsive, es decir que se vea bien en todos los dispositivos. Para ello, puedes utilizar la herramienta “Mobile Friendly Test” de Google para averiguar cómo se comporta tu sitio web respecto a los dispositivos móviles.

La herramienta también sugiere cambios que se pueden hacer a tu sitio para hacerlo más accesible para móviles.

Por último, deberás asegurarte de que tu página tiene una arquitectura fluida.

Posicionamiento Local, Google My Business

Es fundamental crear una página de Google My Business para tu marca con información precisa, como la dirección, el número de contacto, etc.

Asegúrate de proporcionar una descripción detallada del negocio que incorpore las palabras clave elegidas en tu estrategia. Elije las categorías relevantes para describir tu empresa.

Esto es especialmente útil cuando deseas optimizar tu sitio web para consultas de búsqueda por voz, como las de “cerca de mí” (near me). También es útil si tu empresa aparece en Google Maps.

Además, también debes listar o crear “citaciones” de tu negocio en diferentes directorios como Yelp, Páginas Amarillas o Foursquare entre otras. Esto mejorará el perfil de enlaces entrantes de tu web. Consecuentemente, te asegurarás de que los motores de búsqueda perciban tu web como una fuente de información fiable.

Mantente al día de los cambios del algoritmo de Google

¿Sabías que Google cambia su algoritmo de búsqueda 500-600 veces al año?

Mientras que los principales “updates” del algoritmo se anuncian públicamente, los cambios menores pueden pasar desapercibidos.

Sin embargo, incluso estos pequeños cambios pueden afectar la clasificación de tu sitio web en los motores de búsqueda y hacer que desaparezca de la primera página de Google.

Por lo tanto, es crucial mantenerse al día de todos los últimos avances en SEO. Por lo tanto, es recomendable modificar constantemente tu estrategia SEO para adaptarse a los cambios en el algoritmo de búsqueda de Google.

Mantente al día de los cambios del algoritmo de Google

Lograr una posición alta en la primera página de Google no es suficiente. El verdadero reto es mantener tu posición en la primera página de Google una vez que hayas conseguido alcanzarla. Por ello, no está de más llevar a cabo auditorías periódicas tanto del Onpage como del Offpage para asegurarte de que tu ranking en los motores de búsqueda no descienda.

Asegúrate de no cometer errores tales como contenido duplicado o “thin content”. Haz uso de URLs cortas y simples, y cerciórate de que transmita de que va el contenido. Además, revisa los metadatos y las descripciones (no las dejes vacías) de las diferentes URLs para asegurarte de que contienen las palabras clave pertinentes.

Por último, supervisa el perfil de enlaces entrantes de tu dominio para identificar cualquier backlink tóxico. Puede utilizar la herramienta de desautorización de enlaces de Google (Disavow links) para deshacerte de estos backlinks tóxicos.

Precisamente Semrush tiene una brillante función dentro de su herramienta para analizar el perfil de enlaces de tu dominio y detectar los tóxicos.

Conclusión

Posicionar una web en la primera página de Google es el sueño de todo webmaster o propietario de un sitio web. Un ranking alto en los motores de búsqueda aumenta el tráfico orgánico del dominio, lo que aumenta el conocimiento de la marca y la credibilidad.

Sin embargo, asegurar una posición en la primera página de Google no es tarea fácil. Requiere que desarrolles una estrategia SEO sólida que parta de un correcto “keyword research” o investigación de palabras clave, que luego se plasmará en la arquitectura web.

Además, el contenido de calidad debe ser el alma de esta estrategia. Deberías por empezar a tener un conocimiento profundo de tus potenciales clientes con el fin de crear contenido relevante para ellos.

¿Tienes otros consejos para posicionar una web en la primera página de Google? Comparte tus opiniones en la sección de comentarios de abajo.

¡Hasta pronto! 🙋‍♂

¿Qué te ha parecido este post?
5/5
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Salva Igualada
Salva Igualada

Soy Salva Igualada, ayudo a emprendedores y PYMES a obtener más visibilidad en el entorno digital gracias al SEO y al Marketing Online. En lo personal, me encanta el "bodybuilding" y pasar el tiempo libre con mi novia, mi familia y mis 2 perros (balú y reyes).

Al realizar un comentario en este blog aceptas su Política de Privacidad Responsable: Salvador Igualada Pedreño Finalidad: Moderar los comentarios Legitimación: Tu consentimiento Destinatarios: Tus datos los guardará GetResponse, mi proveedor de email marketing (acogido al acuerdo de seguridad EU-US Privacy) Derechos: Tendrás derecho a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.